214-444-8003 Servicio al cliente 24/7 Haga clic para chatear en vivo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Un hombre sabio dijo una vez que la vida debería ser perseguir pasiones. Correr es una de esas pasiones que nos ayuda a mantenernos saludables. En 2014, Science Daily publicó un estudio que muestra que correr después de los 50 años realmente puede ayudarlo caminar tan bien como las personas de 20 años. Pero como muchos de nosotros hemos notado, nuestras articulaciones y músculos comienzan a cansarse a medida que envejecemos. En este punto, el entrenamiento de fuerza se vuelve importante para un estilo de vida saludable. Le ayuda a reducir los síntomas relacionados con enfermedades cardíacas, artritis, osteoporosis y obesidad. Esto puede incluir ejercicios cardiovasculares, así como ejercicios de peso corporal o pesas para mejorar la flexibilidad o el equilibrio o acondicionar los músculos. Sigue estos cuatro consejos para seguir corriendo mucho más allá de tus 50th cumpleaños, y tal vez incluso mantenerse al día con esos jóvenes.

Presta atención a tu dolor

El dolor e inflamación en las articulaciones es una de las principales razones por las que las personas después de los 50 años dejan de correr, pero no tiene que caer en este grupo. Cuidar adecuadamente sus articulaciones ayudará a garantizar que puedan resistir ese trote alrededor del parque. Un suplemento de Omega-3 como GLX3 puede ayudar a calmar la inflamación y mantener sus articulaciones sin dolor. También recomendamos estiramientos regulares, especialmente por las mañanas, para evitar que sus articulaciones y músculos se tensen.

El entrenamiento de fuerza ligera, si lo aprueba su médico, es otra clave para mantener sanas sus articulaciones y músculos. Específicamente, existe una regulación positiva de la testosterona y la hormona del crecimiento humano (hormonas anabólicas) para ayudar a contrarrestar el efecto catabólico de la carrera, que descompone los músculos con el tiempo. El cuerpo humano tiene la tendencia a reconstruir ese músculo de manera muy efectiva con el cuidado adecuado, manteniendo baja la inflamación. Esta tendencia se ralentiza después de los 50, lo que hace que el entrenamiento de fuerza y los Omega-3 diarios sean importantes.

Las hormonas como la testosterona (el levantamiento de pesas desencadena niveles más altos de testosterona) contribuyen a la recuperación de los músculos de manera más rápida y eficiente (correr no produce un aumento tan grande de hormonas anabólicas en comparación con ejercicios como el entrenamiento de fuerza). La testosterona hormonal disminuye el impacto de las hormonas catabólicas. Después de una sesión de entrenamiento de fuerza, el cuerpo está lleno de hormonas de desarrollo muscular que ayudan a mantener todo su cuerpo listo para el movimiento activo.

El entrenamiento de fuerza fortalece los huesos y también ayuda en la coordinación y el equilibrio, lo que significa que es menos probable que se caiga y se lastime. Fuerte y más músculo también significa que se queman más calorías cuando usted no hace nada y eso puede ayudar a mantener kilos de más. Si puede comenzar a ver correr a través de la lente anabólica / catabólica, tendrá sentido que desee optar por un entrenamiento de fuerza para complementar su carrera.

Dale a tus zapatos viejos la bota

Asegúrese de que sus zapatos para correr no estén desgastados. Esto suena simple, pero te sorprendería saber cuántos corredores siguen atando los mismos zapatos que han tenido durante años. Reemplácelos cada 6 meses más o menos, dependiendo de la distancia y la frecuencia con la que corra.

Otro consejo rápido es buscar zapatos con una puntera ancha. Esto permite una distribución segura de la fuerza del impacto cada vez que sus pies golpean el suelo, evitando el exceso de presión sobre sus pies y tobillos. Idealmente, desea un mínimo de 1 ½ pulgadas de espacio entre su pie y la punta del zapato. Busque también amortiguación extra gruesa en el talón en sus zapatos para correr, ya que la amortiguación ofrece pies estables durante zancadas repetitivas en superficies duras y uniformes. ¡La comodidad es la clave!

Se amable con tus articulaciones

Las propiedades regenerativas y positivas del entrenamiento de fuerza no pueden ser exageradas. La clave para los adultos mayores de 50 años es ser amable con sus articulaciones e inteligente sobre el entrenamiento de fuerza. Es importante priorizar el movimiento de rango completo de movimiento, porque con este tipo de ejercicios sus músculos pueden moverse y estirarse durante la sesión. 

Todas esas máquinas de fitness de circuito tapizadas de lujo se deben usar de manera mínima, ya que estas le permiten realizar repetidas acciones de jalar y empujar mientras está sentado, permaneciendo en un solo lugar. Para ayudar a sus articulaciones, lo que realmente necesita es salir del ambiente sentado y muévete un poco más. Saltar, caminar, ponerse en cuclillas, embestir y correr. Haga movimientos de cuerpo completo que no sean dolorosos y que en realidad sean divertidos.

Practica el autocuidado

Cuando se trata de correr, o cualquier tipo de ejercicio activo, los días libres pueden ser tan importantes como los días en que realmente lo haces. En sus días de descanso, sumérjase en un baño tibio de sal de Epsom para relajar los músculos doloridos y aflojar esas articulaciones rígidas. Estírate y, si te apetece, practica yoga para mejorar la función articular, reducir el dolor relacionado con la artritis y desarrollar fuerza y promover la relajación. Evite usar tacones altos, ya que ejerce una presión adicional sobre los músculos. Aproveche al máximo los días de descanso, coma muchas proteínas y beba mucha agua.

Estos cuatro consejos, además de una dieta saludable y cualquier cosa recomendada por su médico, lo ayudarán a prevenir el "¡ay!" Al golpear el camino o el pavimento.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Equipo de investigación GLX3

Felicia

En GLX3, nuestros mejillones de labios verdes nunca se congelan ni se calientan, manteniendo vivas todas las enzimas y nutrientes.

¡GLX3 es lo más parecido a un alimento entero crudo! Los lípidos se extraen a temperatura ambiente con una presión mínima para preservar naturalmente todos los poderosos ácidos grasos polares naturales de cadena larga en su estado más natural. (Esto es como el aceite virgen extra).